Archivos de la categoría ‘Cristóbal Montoro’

Especial Duelo al Sol Propiedad del Club Bilderberg-Renovación de Atuendos y Congelación de Cerebros y Salarios, parte II

14 diciembre 2015

PABLO IGLESIAS: (…) Albert, ¿nos podrías decir cuánto son dos más dos?
ALBERT RIVERA: Anticipándome a tu pregunta te diré que mi partido se opone a la existencia de un sistema numérico rígido ajeno a las leyes del mercado. En los comienzos de la historia humana, allá por el Génesis, la suma de dos más dos no arrojaba un valor numérico claro; fue mucho después cuando la sociedad acordó regirse por un patrón común que fijara el valor de dos más dos. No obstante, negarse a que dicho guarismo cambie si el mercado lo demanda es poner puertas al campo: no podremos empeñarnos en sostener artificialmente el valor de dos más dos si la gente pide a gritos que dos más dos sean seis ó siete. En Ciudadanos pensamos que es hora de que el sistema numérico fluctúe como fluctúa el valor de las divisas o el precio de los bienes inmuebles en un mercado libre. Como decía Gary Becker, si yo tengo dos grupos de tres vacas y quiero tener veintisiete vacas, necesito una estrategia que no suponga tener que comprar veinticinco vacas o un toro semental o robarle al vecino las vacas o un toro semental.
LUIS BÁRCENAS: ¿Y cómo nos manejaremos en un mundo en que la suma de dos más dos cambie continuamente? ¿Estaremos preparados como civilización ante ese desafío? ¿Qué será de nosotros, los que todavía conservamos una visión clásica de la contabilidad en A y en B?
ALBERT RIVERA: SERÁ LA EDAD DE ORO DE LA CONTABILIDAD, LUIS.

Descarga en Mp3

Descarga en Ogg

Especial Paso de la Oca y Exilio de los Réprobos- La Marca País Como Último Refugio de los Canallas

15 octubre 2013

Blasones en las pecheras de los verdugos, sol lejano e irreverente que no conoce fronteras cuando tiene que iluminar el mundo. Madres vestidas con tejidos chinos lloran en la apartada costa. El país es una entelequia cuando hay vidas no resueltas. La vida es lo que sucede mientras apartas las piedras que bloquean la senda e intentas divisar la lejanía donde mal que bien se halla el destino. Y a lo mejor gracias al esfuerzo de todos podemos salir de ésta; gracias al esfuerzo de todos pero no al vuestro, ratas de palco, alimañas de consejo, polillas diplomadas en excrecencia discursiva que sin embargo se expresan desconociendo todos los lenguajes.

Rodeados de antigüedades, catatónicos de tanto oír su propia faramalla, espectrales como centinelas de lo supervacáneo, loan los próceres las glorias pasadas, presentes y futuras de una nación sin habitantes, las batallas ganadas al invasor de un territorio en acelerado proceso de desmantelamiento, desmontaje y desahucio; los torneos dirimidos según la cantidad de testosterona puesta en juego sin que nada de lo ahí exhibido mejore en modo alguno la existencia de nadie, ni siquiera la del ganador, que poco después se habrá de volcar de nuevo en la defensa de sus laureles frente a una competencia quizá más agresiva, mientras lo importante queda fuera del campo visual, desplazado a la cara oculta para que no interfiera. ¿Nos dijeron que todo eso era mejor, más moderno? Sí, lo hicieron. Está en las hemerotecas, en las filmaciones en Super 8 ahora veneradas como antes lo fuera todo el saber de nuestros antepasados; no de los que murieron en guerras mundiales y no mundiales, sino de quienes los mandaron allí, inventando frases como “hasta la última gota de sangre si fuera menester”, sabiendo que podían inventar tales frases porque no era su sangre. Es la historia de las patrias que en el mundo han sido; dicen que eso es lo que se celebra, pero no te lo dirán así, y aún nos llamarán demagogos; inane gimnasia del exabrupto sería tal cosa. ¿Nos dijeron que todo eso era mejor, más moderno? Sí, lo hicieron. Está grabado en la antigüedad. Y hacen honor a todo ello, en su biotopo de chambelanes, de soldados marcando el paso; gorras de plato en las cabezas, esclerosis de la función imaginativa, recepciones, audiencias, homenajes a las mejores cabezas pensantes de una generación que ya se despide, fanáticos aspirantes a la repetición del siglo XX.

Descarga en Mp3

Descarga en Ogg