Especial La Vida en el Alero, en la Incertidumbre, en la Cuerda Floja, en Vilo, en el Trapecio, en el Canto de un Duro: Qué Hacer Cuando No Se Posee Una Canonjía y No Se Puede Mirar Alrededor Con Cara de Pánfilo y Delirios de Grandeza

Ante la lluvia de cascotes, tarjetas de crédito sin saldo y teléfonos viejos, algunos siguen intentando salidas propias, equilibradas, no gregarias, ya que lo razonable hoy es estar en contra sabiendo que dirán que has perdido la razón precisamente porque no te dejas llevar por quienes voluntariamente han renunciado a su pensamiento racional para abrazar credos, decálogos, argumentarios y tesis clavadas en la pared a las 12.45 con la prensa convocada en el lugar, por supuesto, o rezadas en arrebatada letanía a las 15.10 horas, hora de la conexión con el informativo de la tarde; ocurrirá cerca de tu casa o bien en el otro lado del mundo, pero ocurrirá siempre donde haya hoteles de lujo con sala de conferencias, sala VIP, sala de fiestas, sala protegida del exterior por circuito cerrado de televisión y seguridad privada las 24 horas del día. Y tú lejos. Y hambre mientras se tira comida, y gente sin techo mientras hay casas vacías con suelo de parqué, y agitar de banderas y reproches relativos a la productividad en boquinos ladradores de gente a la que dicen que le queda muy bien el traje mientras imputan demagogia a quienes hablan de hambre mientras se tira comida.

Descarga en Mp3

Descarga en Ogg

Escriba usted todo lo que le apetezca