Así se creó una parte de la leyenda

"La música de Macromassa ha sido definida de muchas maneras y casi ninguna servía para entender de qué se estaba hablando. Algunas eran más ingeniosas y otras menos, pero esas definiciones acostumbraban a dejar en muy buen lugar al que las emitía y por lo general no decían nada que nadie pudiera entender. Así se creó una parte de la leyenda”

(El grupo Macromassa, sobre su propia obra musical vista por otros)

"Mas El Engendro, al que ya se le acaba el espacio para escribir esta reseña, tendrá que decir algo para que algún lector suyo se anime a disfrutar “Los Hechos Pérez” de los Macromassa como lo hemos disfrutado nosotros".

(El Engendro, reseñando la obra musical de Macromassa. Esta frase puede encontrarse a continuación de la anterior. La crítica completa puede leerse aquí; se trata de la página de los propios Macromassa, que a pesar de lo escrito arriba sí parecen aceptar de buen grado definiciones honestas de su obra)

 

El Organismo Vivo El Engendro también ha sido definido de algunas maneras. Un cierto número de estas definiciones, elaboradas por personas inteligentes y atentas, sí servían para entender una parte de lo que se estaba hablando; el encapsulamiento del todo, sin embargo, era constantemente desafiado en su esencia por nuestra proverbial falta de capacidad de síntesis y nuestra vocación enciclopédica. En buena medida, nuestra libertad proviene del hecho de no ser prisioneros de una definición estricta.

Pasamos entonces a relacionar algunas de estas definiciones, para que podáis entender a qué nos referimos, al menos en parte:

 

"Taller sobre guerrilla urbana "Engendro"" (cartel del Encuentro de Comunicación Antagónica y Contrainformación organizado por Ecologistas en Acción, 19 de febrero de 2004)

 

"Un descubrimiento para la mayoría: la guerrilla de comunicación surrealista del Engendro, que trabaja en el barrio de los Bermejales y produce fanzines de 190 páginas" (crónica del encuentro anterior aparecida en su momento en Indymedia Estrecho)

 

"La guerra de la comunicación cuando no se tiene dinero para contenidos multimedia" (título atribuido a nuestra ponencia en el I Encuentro de Creactivismo, celebrado en octubre de 2004 en la Escuela de Arquitectura de Sevilla. En realidad, nuestra ponencia se llamaba "Subversión lúdica para iconoclastas irreverentes e irreductibles sin capacidad de síntesis").

 

"Grupo cultural desde principios del 2000.Comenzó como una revista de físic*s y matemátic*s con interés en la "linea surrealista corrosiva densa" . PretendÍan abarcar el mayor número de disciplinas artísticas posibles "teniendo o no conocimientos sobre ellas, y siempre con pocos medios". Hicieron una obra de teatro que se llamó: "Dios es un conejo". A finales de 2003 se reconvirtieron en una especie de guerrilla de la comunicación en versión lúdica practicando el "hiperrealismo desconcertante". No tienen estructura ni burocracia. También han sacado una revista y hacen actos callejeros, así como las "Primeras jornadas engendriles" ,"Primer encuentro de creactivismo-Seminario de insulto creativo", "Primer taller concurso de intervención publicitaria""

(Del libro "El gran pollo de la Alameda, aparecido en 2006. Se puede leer en este enlace, buscando la página 367).

 

"...iniciativas como la emisora de radio El Taburete Metafísico Sin Patas, que retransmite desde Sevilla a todo el mundo por internet..."

(Diario de Sevilla, "Otra forma de entender la tecnología", noticia sobre el Medialab Átomos y Bits publicada el 4 de junio de 2010)

 

En resumen:

No somos guerrilla urbana. La violencia no es amiga de la razón, tampoco de la poesía. No vamos con las armas en la mano, ni con el carné en la mano como Manolito Pizarro. Lo que llevamos está en nuestro cerebro. Tampoco somos una emisora de radio: la emisora de radio es Radiópolis, a la que nunca, nunca, nunca se le podrán quitar méritos. Todo lo demás es de algún modo cierto, pero tenemos muchísimo que añadir...