Mariano Garcés, funcionario no respetable

José Antonio Linares y Gómez, funcionario respetable y de casta español

EL CUATERNARIO HA TERMINADO: HA LLEGADO LA ERA DEL TAMPÓN DE SELLAR.

Un instrumento de papelería en apariencia insignificante se ha adueñado de los corazones, las carteras y las charlas de bar de los españoles y ahora se lanza a la conquista de Europa.

Se llama "María de la O" y es el primer tampón de sellar neurótico de la historia de la televisión.

El tampón de sellar "María de la O" con su microcosmos en el borde inferior izquierdo delantero.

Con semejante currículo, uno podría pensar que el triunfo de "María de la O" entre los televidentes mesetarios es bastante improbable, pero la cruda realidad es que al lado de José Luis López Vázquez, Alfredo Landa y Pepe El Fregona triunfaría hasta un ornitorrinco lexicólogo.

Leer el guión del capítulo 3: 

Mas a pesar de todo el mundo no ha olvidado que Pigalle será siempre español

Y no es que "María de la O" tenga un gran protagonismo en la serie, que esas medallas se las lleva todas José Luis López Vázquez interpretando al dedicado, abnegado, pundonoroso y recio funcionario nacional José Antonio Linares y Gómez, pero el ya celebérrimo instrumento sellativo va haciendo méritos para copar "Funcionarios": de momento, es el único personaje que tiene un microcosmos en su borde (lee el argumento del capítulo 1 si realmente quieres aclarar tu confusión sobre este tema)

Leer el guión del capítulo 2:

Los experimentos, con gaseosa.

El célebre biblista Castillo García, M.

Pero a pesar de su indudable atractivo el tampón "María de la O" ha sudado tinta para llegar hasta donde está ahora. Hay que trabajarse mucho la propia imagen para no quedar eclipsado por la telegenia rebosante de, pongamos por caso, el célebre biblista Castillo García, M., que no es más que una de las muchas estrellas diseminadas por el reparto de esta serie que no para de alumbrar nuevos fenómenos sociológicos.

Segura de que poseerá el mundo algún día, Juanita Reina mira desafiante a la cámara.

Leer el guión del capítulo 1:

Juanita Reina en hora punta.

Podría pensarse que los problemas existenciales de "María de la O" le convierten en el único personaje con una psique digna de exploración de entre todos los que aparecen en la serie, además de en hipotético icono identificatorio para alternativos, desafectos y protestones malhumorados (los programadores de este tipo de productos pretenden que sean vistos por toda la familia), pero por "Funcionarios" pululan maridos celosos en permanente crisis matrimonial como José Antonio Linares y Gómez, servidores estatales cleptómanos con curiosas relaciones con el hampa como Mariano Garcés, científicos que investigan alternativas a la fecundación sexual del óvulo, gobiernos con ansias de prohibir el coito, escritores que congregan a 250.000 personas en plena calle y la inmortal voz de Juanita Reina presidiendo todo este marasmo. Entonces, ¿cómo se explica la inmensa popularidad de "María de la O"?

 

Respuesta de EL ENGENDRO: Porque al ser un objeto inanimado es más probable que el público se identifique con él.

 

MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO

MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO

MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO

MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO

MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO

MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO

MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO

MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO

MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO

MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO MONDONGO